El presidente de El Salvador, Mauricio Funes, dijo hoy que han identificado a policías y militares vinculados con el grupo armado Los Zetas, y señaló, ante las críticas por estas denuncias, que gobiernos anteriores encubrieron los intentos de infiltración del crimen organizado.

"Hemos identificado a algunos efectivos que habrían sido tomados por ese poderoso cartel de la droga y ya se ha iniciado la investigación pertinente para evitar que la labor de estos malos policías llegue a propagarse", afirmó Funes al intervenir en un acto de graduación de un grupo de nuevos agentes policiales.

Insistió así en la denuncia que formuló en Guatemala durante la cumbre de seguridad del 22 y 23 de junio sobre los intentos de infiltración de la organización criminal mexicana Los Zetas en los cuerpos de seguridad del país.

Explicó que Los Zetas han tratado "de cooptar elementos de una unidad elite de la policía ofreciéndoles salarios por el orden de los 5.000 dólares al mes", y advirtió que los agentes "ya fueron identificados por la corporación policial" y puestos a la orden de la justicia gracias a una investigación de esa institución armada.

"Quiero enfatizar que hablo de casos concretos e identificados, pero en absoluto estoy generalizando como para manchar la reputación de nuestra Policía Nacional Civil ni de ninguna otra institución del Estado", aclaró, ante las críticas de "un partido político", que no identificó, que lo acusó de "dañar la imagen" de esa instituciones.

Señaló que de igual forma identificaron por medio de una investigación a los "malos elementos" al interior de la Fuerza Armada, que trataban de vender fusiles de asalto, granadas y explosivos a las organizaciones criminales.

Destacó que tanto la Policía como la Fuerza Armada tienen los mecanismos que impiden que el crimen organizado los penetre y que en caso de detectar elementos "tocados por el crimen organizado" son expulsados y puestos a las órdenes de las autoridades judiciales.

Funes indicó, por otra parte, que gobiernos anteriores encubrían los intentos de infiltración del crimen organizado e incluso los apadrinaban, al defender su decisión de advertir sobre la intención de Los Zetas de contactar policías y militares.

"Este fenómeno del crimen organizado no ha surgido ahora o de unos meses para acá, es un fenómeno que lleva años intentando penetrar en nuestras instituciones", advirtió.

Consideró que "antes no se informaba y no se hacía nada por evitarlo" y afirmó que se atrevería a decir que "los gobiernos de antes encubrían estos intentos de penetración del crimen organizado a las instituciones y hasta los apadrinaban".

"Ahora lo evitamos y le informamos a la población y llevamos a cabo esta depuración institucional", agregó.

A finales de mayo pasado el ministro salvadoreño de Defensa, David Munguía Payés, reportó la captura de dos suboficiales y cuatro soldados por la presunta sustracción de 1.812 granadas que serían vendidas al crimen organizado.

El pasado 24 de junio, Munguía Payés aseguró que las granadas tenían como destino Guatemala y que "posiblemente estaban relacionadas" con Los Zetas.