El Tribunal Supremo Electoral (TSE) de Guatemala denunció hoy acosos y amenazas a sus integrantes a falta de dos meses para las elecciones, mientras sigue aumentando la violencia política con un nuevo asesinato de un candidato.

La presidenta del TSE, María Eugenia Villagrán, dijo a los periodistas que una llamada anónima alertó hoy de la colocación de una bomba en una de las sedes del tribunal, en el sur de la capital.

Agentes de la Policía Nacional Civil (PNC) especializados en explosivos revisaron las oficinas del TSE y determinaron que se trató de una "falsa alarma".

A petición del procurador de los Derechos Humanos, Sergio Morales, el Ministerio guatemalteco del Interior incrementó la presencia de las fuerzas de seguridad en las sedes del TSE, para prevenir cualquier tipo de acción violenta.

Villagrán señaló que los actos "de acoso" en contra del TSE se iniciaron la semana pasada, cuando ella misma recibió amenazas de muerte, y continuaron ayer luego de que obtuviera información sobre la intención de algunos grupos de ocupar la sede del Registro de Ciudadanos para presionar a favor de la inscripción de la candidatura presidencial de la ex primera dama Sandra Torres.

Representantes de diversos sectores sociales y de la comunidad internacional visitaron hoy a Villagrán para manifestar su "solidaridad y apoyo" al trabajo que realiza el TSE, y condenar cualquier tipo de presiones hacia los magistrados y funcionarios de esa institución.

La presidenta del TSE aseguró que todas las resoluciones "están apegadas a la ley" y garantizó que no aceptarán "ningún tipo de presiones" de parte de ningún partido político.

Según las autoridades del TSE, la candidatura de Sandra Torres quedará legalmente inscrita en las próximas horas.

Por otra parte, la violencia política que padece Guatemala dentro del contexto del proceso electoral sumó hoy una víctima más, con el asesinato del abogado Pablo Matías Pérez, candidato a concejal del municipio de Ixcán, en el norte del país, por la coalición de oposición Visión con Valores y Encuentro por Guatemala (Viva-EG).

Matías, de 30 años, fue asesinado por unos desconocidos que entraron por la fuerza a su residencia, según el informe de la PNC.

Con este son ya 31 los crímenes de tipo político que se han registrado en el país desde que se inició el proceso electoral que concluirá con las elecciones de septiembre próximo.

El magistrado del TSE Ulises Gómez dijo a los periodistas que los hechos de violencia perpetrados dentro del marco electoral "afectan el proceso democrático" del país, y pidió a las autoridades investigar todos los casos denunciados.

Los guatemaltecos acudirán a las urnas el próximo 11 de septiembre para elegir presidente y vicepresidente, 158 diputados al Congreso y 20 al Parlamento Centroamericano, así como 333 alcaldes.