La líder opositora birmana, Aung San Suu Kyi, ha sido advertida por el Gobierno de que su formación política es ilegal, según informó hoy la prensa, que pronostica disturbios si la Nobel de la Paz hace su anunciada gira por el país.

El Ministerio del Interior avisa en la carta dirigida a Suu Kyi que la Liga Nacional por la Democracia (LND) fue disuelta en septiembre del año pasado por no inscribirla para participar en las elecciones celebradas en noviembre.

"Estas acciones no sólo transgreden la ley, también son a varios niveles una afrenta a las asambleas legislativas formadas por representantes elegidos de acuerdo a la Constitución aprobada por la totalidad del pueblo, dice la misiva publicada por el diario oficial "Nueva Luz de Myanmar".

La Liga Nacional por la Democracia (LND), que venció por abultada mayoría las elecciones celebradas en 1990, boicoteó los últimos comicios al considerar que formaban parte del plan de los generales para perpetuarse en el poder.

En la carta el ministerio insta a Suu Kyi a realizar los trámites burocráticos necesarios para crear una "organización social si lo que desean es llevar a cabo actividades sociales como grupo".

Suu Kyi, quien fue liberada el pasado 13 de noviembre después de siete años y medio de arresto domiciliario, anunció en mayo que planeaba llevar a cabo una gira por diferentes regiones de Birmania (Myanmar), probablemente en julio.

La última vez que Suu Kyi hizo una gira por el país acompañada de seguidores de la Liga Nacional por la Democracia fue en 2003, cuando fue detenida poco después de que decenas de partidarios de partidarios del régimen matasen a 19 personas en un ataque a su comitiva.

"Nos preocupa mucho que si Daw (señora) Aung San Suu Kyi viaja a las regiones, se produzca un probable caos y disturbios como sucedió en la anterior ocasión", indicaron en sus editoriales varios diarios birmanos.

En marzo de este año, la Junta Militar traspasó el poder a un Gobierno civil, formado en su mayoría por exgenerales afines al anterior régimen.