El presidente de Ecuador, Rafael Correa, quien participa hoy en la Cumbre de Jefes de Estados del Mercosur en Paraguay, ratificó sus criticas contra los medios de comunicación que son impulsados por emporios económicos.

"Todo emporio económico tiene sus medios de comunicación, no para informar, para atender sus negocios", dijo Correa en Asunción, en alusión a su constante enfrentamiento con los medios de prensa de su país.

Aseveró, además, que no le interesa ser recordado con un gobernante "censurador" por la prensa y que para él lo importante es asistir al pueblo ecuatoriano.

El día 21 pasado, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y el Comité de Protección de Periodistas (CPJ) lamentaron durante un encuentro en Washington el deterioro de la libertad de prensa que se vive en Ecuador.

En la ocasión, la relatora para la Libertad de Expresión de la CIDH, Catalina Botero, lamentó que a pesar de que el Gobierno de Ecuador se había comprometido a elaborar un código penal que excluyera el desacato, las injurias y las calumnias en el ámbito de la libertad de expresión, Correa "ha utilizado las normas que el propio Gobierno había decidido reformar el año pasado, para procesar a personas que han hecho columnas de opinión en su contra".

Correa, en otro momento de su alocución ante medios de prensa asuncenos, denunció que "los grupos de poderes fácticos" de su país "llaman descaradamente al rompimiento del orden constitucional".

En cuanto a los procesos de integración en la región, consideró que "uno de los desafíos inmensos de América Latina en cualquier política publica" es fomentar los "recursos humanos e invertir en universidades".

"La ciencia y la tecnología tiene muchísimas repercusiones sociales", destacó el mandatario ecuatoriano, quien participa del encuentro en Asunción como uno de los representantes de los países asociados al Mercosur (Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay).