Expertos israelíes dijeron el miércoles que confirmaron la autenticidad de un osario de 2.000 años de antigüedad que lleva el nombre de un familiar del alto sacerdote Caifás del Nuevo Testamento.

La caja muestra una inscripción con el nombre "Miriam, hija de Yeshua, hijo de Caifás, sacerdote de Maaziah de Beth Imri".

El osario es un recipiente de piedra para guardar huesos. Caifás era un sacerdote del templo y adversario de Jesús que desempeñó un papel clave en su crucifixión.

La Autoridad de Antigüedades de Israel dice que el osario fue capturado a ladrones de tumbas hace tres años y desde entonces ha sido sometido a análisis. La falsificación es común en el ámbito de los artefactos bíblicos.

La agencia dijo en una declaración que los exámenes microscópicos confirmaron que la inscripción es "genuina y antigua".