Bank of America ultima un acuerdo para pagar 8.500 millones de dólares a un grupo de inversores que amenaza con una demanda desde hace nueve meses por la comercialización de bonos respaldados por hipotecas que, en su opinión, no ofrecían la seguridad prometida, informan hoy varios medios locales.

El consejo de administración del banco se reunió hoy para seguir discutiendo los términos del acuerdo que podría anunciarse este jueves, según una fuente cercana a las negociaciones citada por The New York Times.

Entre los 22 inversores detrás de la demanda destacan Pimco, la mayor gestora de renta fija del mundo, BlackRock, otra gestora de fondos estadounidense, e incluso el banco de la Reserva Federal de Nueva York.

De confirmarse la cifra de 8.500 millones de dólares se trataría del mayor acuerdo de estas características alcanzado hasta la fecha, según The Wall Street Journal.

Los inversores, con decenas de miles de millones de dólares en bonos estructurados y comercializados por Bank of America, creen que su unidad de negocio Countrywide Home Loan Servicing tendría que haber rechazado incluir determinadas hipotecas en esos instrumentos de deuda.

Con esta iniciativa, los inversores afectados quieren presionar al banco para forzarle a recomprar los bonos asociados a esas hipotecas, que en su día se comercializaban como muy seguras, pero que de la noche a la mañana dejaron de tener valor.

Los reclamantes consideran que el banco no fue fiel a sus compromisos al incluir deudas de dudoso cobro entre instrumentos financieros que se suponía que cumplían elevados estándares de calidad.

Las acciones de Bank of America bajaron hoy en Wall Strret el 0,28 % y cerraron en 10,82 dólares, pero tras conocerse los detalles del posible acuerdo ganaban el 0,92 % en las operaciones electrónicas que se realizan tras el fin de la sesión regular.