Un empleado del consulado de Italia en San Francisco y su esposa fueron acusados de convertir a una mujer brasileña en su esclava después de convencerla de que viniera a Estados Unidos con promesas de una vida mejor.

Los investigadores dijeron que ambos le aseguraron falsamente a la mujer que no estaban sujetos a las leyes estadounidenses porque eran diplomáticos.

Fiscales federales le imputaron cargos de esclavitud a Giuseppe Penzato, de 54 años, y sus esposa Kesia Penzato. La pareja fue arrestada el viernes y liberada el lunes bajo caución.

Giuseppe Penzato es asistente en el consulado.

Kesia Penzato conocía a la mujer, cuyo nombre no fue revelado, desde que ella y su esposo eran adolescentes en Brasil, reportó el periódico San Francisco Chronicle.

Abogados de la pareja escribieron en documentos legales que la disputa "no es más que un caso sobre pagos y tiempo interpuesto por una joven manipuladora" para llegar a su meta de vivir en Estados Unidos.