El receptor Ryan Hanigan se convirtió en la gran figura para los Rojos de Cincinnati después de pegar jonrón de tres carreras que permitieron a su equipo ganar por 4-3 frente a los Rays de Tampa Bay.

El bate oportuno de Hanigan surgió en la parte alta del cuarto episodio con dos "outs" en la pizarra al descifrar los lanzamientos del abridor estelar James Shields (8-5), que iba a cargar con la derrota.

Hanigan (3), que volvió a la novena titular después de haberse perdido los tres partidos anteriores con molestias musculares, pegó su primer jonrón desde que también botó la pelota fuera del parque el pasado 3 de abril en partido contra los Cerveceros de Milwaukee.

Shields, que había estado dominante durante los últimas tres salidas al permitir sólo dos carreras en juegos completos, esta vez se encontró con el bate oportuno de Hanigan, que le rompió la inspiración y racha ganadora.

El abridor dominicano Edinson Vólquez fue el gran beneficiado del bateo oportuno y productivo de Hanigan al quedarse como el lanzador ganador.

Vólquez (5-3) trabajo seis entradas y un tercio para espaciar cuatro imparables y tres carreras, dio tres bases por bolas y el derecho dominicano abanicó a siete bateadores rivales.

Los relevistas Logan Ondrusek y Bill Bray se combinaron para lanzar una entrada y dos tercios sin permitir anotación antes que el también dominicano, el cerrador Francisco Cordero, hiciese su trabajo en el noveno episodio.

Cordero cedió un hit, pero aseguró la victoria para quedarse con el decimosexto salvamento en lo que va de temporada.

Mientras que Shields, fue castigado con siete imparables y cuatro carreras en siete entradas completas y no pudo convertirse en el sexto lanzador desde 1990 que hubiese logrado ganar cuatro partidos completos consecutivos.

El último en conseguirlo fue Roy Halladay, en el 2003, antes lo habían hecho el dominicano Carlos Pérez (1998), Pat Hentgen (1996), Greg Maddux (1995) y Tommy Greene (1993).