Veintiocho personas murieron, incluidos dos bebés, y diez resultaron heridas al caer un autobús a un barranco de unos 100 metros de profundidad en la región boliviana de Tarija, fronteriza con Argentina, informaron hoy fuentes policiales.

El accidente ocurrió el domingo a unos 30 kilómetros al noroeste de la capital regional, también llamada Tarija, dijo a medios locales el director de Tránsito, coronel Placido Arroyo.

Los 10 heridos, incluido el chófer, son atendidos en el hospital San Juan de Dios de Tarija, informó a radio Panamericana la directora de ese centro, Olga Mora.

Según un informe preliminar, había poca visibilidad en el lugar del accidente, por neblina, y la vía estaba en malas condiciones, aunque tampoco se descarta el exceso de velocidad del autobús de la empresa Copa Moya, que partió del pueblo de Villazón, fronterizo con Argentina, hacia la capital regional.

Los accidentes en las carreteras bolivianas causan cada año, en promedio, unos 1.000 muertos y 40.000 heridos, según datos oficiales.