Las autoridades de salud restringieron la venta de medicamentos que contengan efedrina, una sustancia común en antigripales, en un esfuerzo por contrarrestar la fabricación de la droga conocida como "metanfetamina".

El Ministerio de Salud anunció que a partir del 1 de julio está prohibida en supermercados y tiendas la venta de fármacos que contengan "pseudoefedrina o efedrina". Y desde del 1 de septiembre las medicinas que contengan dichas sustancias sólo se expenderán en las farmacias, con receta médica.

"Desde el punto de vista terapéutico, la pseudoefedrina o efedrina es segura y común en los antigripales, pero lamentablemente en algunos países se está utilizando para crear la metanfetamina, altamente peligrosa", explicó el martes el director de Farmacias y Drogas del Ministerio de Salud, Eric Conte.

Conte destacó que la restricción pretende evitar "que la pseudoefedrina o efedrina se mezcle con otros químicos que crean la metanfetamina que es una potente droga, que afecta severamente la conducta del ser humano".

Advirtió que los comercios que incumplan la restricción serán sancionados con multas que van desde 500 a 5.000 dólares y de reincidir el local será cerrado.

Un comunicado del Ministerio de Salud dijo que Panamá "responsablemente está tomando estas medidas, debido a que en países como México, Guatemala, Honduras, El Salvador, Nicaragua y Colombia han reflejado un aumento en los niveles de violencia provocados por el consumo de esta droga".

Asimismo refirió que la Comisión Interamericana para el Control del Abuso de Drogas de la Organización de los Estados Americanos, recomienda limitar el acceso y la cantidad que puede venderse al por menor de productos para el resfriado que contengan pseudoefedrina o efedrina.