El presidente electo de Perú, Ollanta Humala, señaló el martes que los pueblos latinoamericanos exigen romper "las ataduras del colonialismo", y dijo que no hay ningún problema limítrofe con Ecuador mientras que con Chile un diferendo por límites marítimos debe ser dirimido en la Corte Internacional de La Haya donde lo radicó Lima.

Humala realizó una visita el martes, reuniéndose con el presidente ecuatoriano Rafael Correa en la sede de gobierno, y luego ambos ofrecieron una rueda de prensa conjunta.

"Ratificamos que con Ecuador no tenemos ningún problema limítrofe, y como Perú tenemos que resolver un problema marítimo limítrofe con Chile en La Haya y hemos conversado con el presidente (Sebastián) Piñera en ese sentido de comprometernos a respetar el fallo de La Haya", dijo Humala.

Correa comentó que "los límites (Ecuador-Perú) están perfectamente establecidos y eso es lo que se ha conversado y se ha ratificado con el presidente Humala, creo que son buenas noticias para nuestros pueblos".

Al ser consultado si se alineará a los esfuerzos de integración de los presidentes Correa, Hugo Chávez de Venezuela y Evo Morales de Bolivia, Humala dijo que "por supuesto que estamos comprometidos con todos los pueblos latinoamericanos y con Latinoamérica para romper las ataduras del pasado".

" ... los pueblos nos están exigiendo el reto de romper las ataduras del colonialismo y crear nuestro propio camino ... eso tenemos que resolver la nueva clase política que está surgiendo", añadió.

Acerca de una posible ley de regulación de medios de comunicación en Perú, Humala respondió que "creemos que el concepto de libertad de expresión es un concepto democrático, compartido para todos y que esa libertad de expresión es un derecho de todos y no solamente de unos cuantos, no solo de una elite sino también de los de abajo".

"Tengo que señalar que en la campaña electoral que he vivido ... fuimos bastante atacados por determinados sectores de la prensa y hemos soportado estoicamente y hemos demostrado que hoy en Perú la prensa no pone al presidente, puede hacer daño, pero no pone", aseveró.

Respecto a las relaciones peruano-ecuatorianas, Humala afirmó que "hay mucho camino por hacer, vamos a fortalecer todo lo bueno que se ha venido llevando a cabo ... y vamos a corregir las cosas que no han dado los resultados esperados".

Entre los temas pendientes destacó que están la integración energética y seguridad frente a temas como el contrabando y el narcotráfico.

Añadió que invitó a Correa para su posesión el 28 de julio. No se confirmó de inmediato si aceptó la invitación.

Correa le deseó a Humala para su gobierno "mucha suerte, mucha paciencia, mucha sabiduría porque es un trabajo muy duro, en la política se ven las mayores noblezas humanas, pero también las mayores miserias".

"A la familia hay que proteger, a los niños, que son los que sufren, cierta prensa cree que puede decir cualquier cosa", añadió.

A su llegada al Palacio de Carondelet, sede del gobierno, Humala fue recibido por Correa con quien salió al balcón de Palacio para saludar a decenas de personas que se habían congregado frente al lugar.

Humala también se reunió con la Secretaria General de Unión de Naciones Suramericanas, UNASUR, María Enma Mejía, tras lo cual dijo que "creemos que es un bloque importante que alberga a la mayor parte de países de la región latinoamericana y que en su corto tiempo de vida ya ha dado muestra de efectividad en la resolución de conflictos que han habido a nivel latinoamericano".

Agregó que "es importante UNASUR porque a través de este gran bloque podemos albergar a la mayor cantidad de pueblos latinoamericanos que están ahora en MERCOSUR y en la CAN (Comunidad Andina de Naciones)".

Al final de la tarde el presidente electo peruano viajó a Colombia.