Las autoridades estadounidenses no cuentan con información específica o creíble que indique que terroristas intenten llevar a cabo un atentado durante el próximo fin de semana festivo del Día de la Independencia de Estados Unidos, afirmaron funcionarios del servicio de inteligencia.

Documentos hallados en la casa de Osama bin Laden demuestran que, hasta febrero del 2010, al-Qaida analizaba lanzar ataques contra Estados Unidos en días festivos importantes, entre ellos el Día de la Independencia.

Bin Laden fue asesinado en mayo durante un operativo militar estadounidense en Pakistán.

Un boletín emitido de manera conjunta por el FBI y y el Departamento de Seguridad Nacional, obtenido por The Associated Press, demuestra que funcionarios de combate al terrorismo siguen preocupados ante la posibilidad de que grupos terroristas intenten atacar grandes aglomeraciones de personas en zonas urbanas de todo Estados Unidos. Sin embargo, no hay información de inteligencia específica sobre un ataque relacionado con los festejos del 4 de julio.

Funcionarios del combate al terrorismo indicaron que el factor de impulso para la organización de ataques es el hecho de que los operadores estén listos para realizar sus planes.