Rafael Nadal confirmó hoy que se entrenará esta tarde en las pistas del All England Club y jugará mañana los cuartos de final del torneo de Wimbledon contra Mardy Fish, después de que las pruebas médicas descartaran anoche una lesión grave en el pie izquierdo.

Según informaron a Efe fuentes de su equipo, Nadal realizará a partir de las 16.30 hora local (15.30 GMT) una sesión de entrenamiento para poner a prueba el pie después de que ayer, lunes, sintiera un intenso dolor durante su partido de octavos de final ante Juan Martín Del Potro.

"Ayer después del partido fui a hacerme una resonancia magnética en un hospital de Londres. Durante el mismo pensé que era algo grave, pero a medida que fui jugando el dolor fue disminuyendo", explicó Nadal hace unos minutos en un comunicado oficial divulgado a través de su cuenta de Facebook.

A causa de esas molestias, que él mismo pensó que le obligarían a retirarse de la competición, Nadal detuvo el juego durante ocho minutos para reclamar la asistencia a la pista de un médico y un fisioterapeuta, que vendó fuertemente "la parte trasera del pie", tal como explicó el jugador.

En esos momentos, Nadal y Del Potro se disputaban el primer set y estaban a punto de arrancar el desempate. El de Manacor finalmente se levantó de su silla y saltó de nuevo a la pista para ganar.

Después de superar todos los obstáculos Nadal se hizo con su cuarta victoria en esta edición de Wimbledon y se colocó en los cuartos de final, que jugará contra el estadounidense Mardy Fish el miércoles.

Al abandonar el recinto del All England Club, ayer por la noche, Nadal acudió a un hospital de Londres para ser sometido a una resonancia magnética, prueba que descartó cualquier problema grave.

El manacorense continuó su mensaje con un agradecimiento dirigido a todos aquellos seguidores que se han preocupado desde ayer por su estado y dijo: "afortunadamente las pruebas han descartado lesión grave".