La Bolsa española marcaba un primer cambio positivo y su principal indicador, el ÍBEX 35, comenzaba la sesión en los 9.898,50 puntos tras subir el 0,27 %.