Las directrices británicas que buscan impedir que espías y soldados participen en torturas en otros países son defectuosas y probablemente ilegales, dijo el martes una comisión del país.

La Comisión de Igualdad y Derechos Humanos presentó una impugnación legal en la Corte real de Justicia a las reglas publicadas en julio del año pasado en respuesta a preocupaciones sobre el manejo por funcionarios británicos detenidos en manos de los aliados.

"Los datos de inteligencia obtenidos por medio de tortura tienen un precio: un precio que Gran Bretaña no debería estar dispuesta a pagar", dijo un miembro de la comisión, John Wadham, en las afueras de la corte.

Bajo las nuevas directrices, cuando interroguen a personas detenidas por autoridades extranjeras o antes de pedir a otros que las interroguen por ellos, los funcionarios de las fuerzas armadas y la inteligencia británicas tienen ahora que reportar a sus superiores todos los casos en los que sospechen que existe un riesgo severo de tortura.

En la mayoría de los casos, los ministros de gobierno deberán decidir qué acción adoptar.

Las directrices establecen las circunstancias en las que funcionarios deben impugnar a aliados extranjeros por el tratamiento de detenidos y cómo deben actuar si están seguros de que hay abusos.

La publicación de las normas se produjo luego de que la Policía iniciase pesquisas por las acciones de dos funcionarios de los servicios británicos de espionaje en relación con personas detenidas en el extranjero. Uno de los funcionarios fue exonerado y la investigación del otro prosigue.

Ben Emmerson, abogado de la comisión, le dijo al tribunal que las nuevas reglas eran imprecisas y que dejaban espacio para la posibilidad de participación británica en torturas.

"Las pautas ... son ilegales", escribió Emmerson en un documento presentado en la corte. "Exponen a los detenidos al riesgo de torturas por las que las autoridades británicas son legalmente responsables y que pudieran haber sido evitadas si hubiesen sido aplicadas apropiadamente las leyes nacionales e internacionales".