Dirigentes empresariales de Portugal dijeron el martes que la falta de crédito está perjudicando a las compañías en medio de las dificultades que afrontan a causa de la recesión y el programa de austeridad del gobierno.

Antonio Saraiva, jefe de la Confederación Empresarial Portuguesa, dijo que los bancos son renuentes a conceder préstamos y aplican tasas de interés altas de hasta 12%.

"De momento, el crédito a las empresas es casi inexistente", señaló Saraiva.

Joao Vieira Lopes, presidente de la Confederación Comercial Portuguesa, dijo que los problemas de efectivo líquido dificultan la compra de materias primas a las compañías económicamente viables.

Portugal, que atraviesa dificultades financieras debido a su abultada deuda, ha recibido un rescate internacional de 78.000 millones de euros (111.000 millones de dólares) y permanecerá en recesión al menos hasta el año entrante, según las previsiones.