La secretaria de Estado de Cooperación Internacional de España, Soraya Rodríguez, espera que Israel actúe con "responsabilidad y proporcionalidad" ante la próxima Flotilla de la Libertad, que tiene previsto partir esta semana rumbo a Gaza.

En un encuentro con periodistas españoles celebrado hoy en Jerusalén, Rodríguez subrayó que la flotilla, que pretende romper el bloqueo israelí a Gaza, es un proyecto "de la sociedad civil que tiene un objetivo de concienciación para denunciar la situación que vive la población palestina en la franja".

"Ante una iniciativa de estas características, un Gobierno y un Gobierno democrático tiene que responder con responsabilidad, con proporcionalidad y, desde luego, siempre respetando los derechos de las personas que trabajan en la misma", señaló la secretaria de Estado en el último de sus tres días de visita al territorio palestino ocupado de Cisjordania.

Rodríguez recalcó que la "base" de la flotilla es "únicamente humanitaria y de concienciación social" sobre la "situación de vulnerabilidad" de la población de Gaza debido al bloqueo israelí, iniciado en 2006.

La secretaria de Estado recordó, no obstante, que su Gobierno desaconsejó a los ciudadanos españoles que se embarcasen en la flotilla ya que "conlleva muchos riesgos" a tenor de la reacción de Israel a la primera, que acabó con la muerte de ocho activistas turcos y uno turco-estadounidense al ser asaltada por tropas de elite israelíes en mayo de 2010.

La nueva, compuesta por una decena de barcos e integrada por unos quinientos activistas de 45 países, tiene previsto encontrarse en aguas internacionales entre el jueves y el viernes próximos, según anunciaron ayer en Atenas sus organizadores.

Los barcos zarparán desde diversos puertos del Mediterráneo, que no se desvelarán por motivos de seguridad.

En la misión participa el barco "Gernika", de la agrupación Rumbo a Gaza, en el que viajan aproximadamente 45 activistas españoles junto a periodistas de distintos medios de comunicación.