El Gobierno de Argentina solicitó hoy a la Justicia que se realice una pericia para determinar el verdadero estado de salud del exministro de Economía José Alfredo Martínez de Hoz, acusado de delitos de lesa humanidad durante la última dictadura argentina (1976-1983).

La Secretaría de Derechos Humanos, querellante en una causa abierta contra el exfuncionario, solicitó al juez Norberto Oyarbide que se determine si subsisten o no los problemas de salud por los cuales se le concedió a Martínez de Hoz la prisión domiciliaria.

En un escrito presentado ante el juez, el secretario de Derechos Humanos, Eduardo Luis Duhalde, dijo que tras la confirmación por parte de la Corte Suprema de la prisión preventiva de Martínez de Hoz, de comprobarse que el exministro "no presenta enfermedades que lo impidan, deberá ser alojado en una unidad del Servicio Penitenciario Federal", tal como lo había ordenado en su momento Oyarbide.

Quien fue ministro de Economía entre 1976 y 1980 está procesado por el secuestro con fines de extorsión de los empresarios Federico y Miguel Gutheim, padre e hijo.

Martínez de Hoz, de 85 años y que sufre de problemas de tensión arterial, fue detenido en mayo de 2010, pero la Justicia le concedió dos meses más tarde el beneficio de la prisión domiciliaria luego de haber estar ingresado en un hospital de Buenos Aires.

Duhalde recordó que poco antes de alegar que por su enfermedad Martínez de Hoz debía permanecer en prisión domiciliaria, distintas publicaciones habían mostrado al exministro "gozando de un buen estado de salud que le permitía disfrutar de sus vacaciones a orillas del mar", indicó en un comunicado la Secretaría de Derechos Humanos.

"Los crímenes por los que Martínez de Hoz fue procesado son de tal entidad que, de no mediar circunstancias excepcionales, corresponde que sea alojado en una cárcel común", dijo Duhalde.

La Justicia investiga si los empresarios textiles Gutheim fueron secuestrados entre noviembre de 1976 y marzo de 1977 para obligarles a suscribir una operación comercial con Hong Kong que favorecía al régimen dictatorial argentino.