Los guerrilleros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) Fabio Ramírez Artunduaga y Yeneira Hoyos Alarcón, detenidos en esta capital, fuero deportados el martes a su país, informó la policía.

El presidente Rafael Correa expresó a periodistas que la captura de Ramírez demuestra la gestión que el gobierno ha realizado contra los grupos irregulares.

"No permitiremos que en nuestro país actúen grupos irregulares sean de derecha, izquierda, centro ... no se permitirá que en suelo ecuatoriano actúen grupos irregulares", aseguró.

Un oficial que tuvo acceso a la información, pero que requirió el anonimato por no estar autorizado para dar declaraciones, dijo a la AP que "los dos guerrilleros fueron deportados a las 17.28 horas (2228 GMT), ellos salieron en buen estado de salud en un avión del Departamento Administrativo de Seguridad (DAS)".

La jueza de contravenciones, Janeth Chauvín, autorizó la deportación.

Para cumplir con todos los procedimientos judiciales, los detenidos fueron transportados en esta capital en medio de una caravana de vehículos con fuerte custodia policial.

Ramírez, alias Andrés Guaje o Danilo, de 38 años, y su compañera sentimental, fueron capturados el mediodía del lunes en el centro comercial Quicentro Sur, por parte de la Unidad de Lucha contra el Crimen Organizado ecuatoriana y con datos proporcionados por el ejército de Colombia.

El guerrillero llevaba 18 años en las filas de las FARC y era parte del Frente 48, uno de los más combativos, y que opera al sur colombiano.

El presunto rebelde es solicitado por las autoridades judiciales colombianas por ataques como uno ocurrido en septiembre del 2010 cuando murieron ocho policías y otros cuatro fueron heridos en un poblado del departamento de Putumayo, en la frontera con Ecuador; también por un ataque que costó la vida al teniente coronel Edgar García el noviembre pasado en Puerto Asís, también en Putumayo.