La relación con Ecuador, cuya justicia llamó a juicio al director de la Policía nacional colombiana y un grupo de oficiales en retiro, es sólida y Quito conoce la postura de Bogotá, aseguró el martes la canciller María Angela Holguín, que afirmó que "la defensa de nuestros generales es primordial".

Con Ecuador "la relación está muy buena, es una relación muy sólida, de diálogo, de cooperación", dijo la ministra.

La posición del gobierno del presidente Juan Manuel Santos "frente a la Corte de Sucumbíos, el gobierno del Ecuador lo conoce...Para nosotros la defensa de nuestros generales es primordial", agregó Holguín en declaraciones divulgadas por su oficina de prensa.

El viernes pasado se conoció que la corte de Sucumbíos, en Ecuador, llamó a juicio al director de la Policía Nacional colombiana, general Oscar Naranjo, así como a tres generales y un almirante en retiro, o todos los que eran miembros de la cúpula de la fuerza pública de Colombia cuando se produjo el ataque a un campamento de las rebeldes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, FARC, en territorio ecuatoriano, en una zona cercana a la frontera, en marzo del 2008.

En el ataque, ocurrido en un sector de la provincia de Sucumbíos, murieron Raúl Reyes, uno de los jefes de las FARC, así como otras 23 personas, entre ellas cuatro mexicanos y un ecuatoriano, por lo cual el llamamiento a juicio es por el delito de homicidio.

Naranjo, el único de aquellos altos oficiales que sigue activo, no se ha pronunciado, pero el gobierno de Santos ratificó el mismo viernes en un comunicado que el ataque del 2008 contra el campamento guerrillero fue una operación de seguridad nacional.

La canciller dijo además que se espera que en la jornada llegue deportado desde Quito un presunto miembro de las FARC, Fabio Ramírez Artunduaga, alias Andrés Guaje o Danilo, de 38 años, capturado la víspera en un centro comercial de la capital ecuatoriana, por datos de inteligencia enviados por Colombia.