En una aparente respuesta a los crecientes derechos adquiridos por la comunidad gay, un diputado brasileño propuso el martes instaurar el "día de orgullo heterosexual".

De ser aprobada la iniciativa del legislador Eduardo Cunha, del gobernante Partido Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), la fecha conmemorativa de los heterosexuales se festejaría el tercer domingo de diciembre.

La fecha es la misma escogida por el concejal Carlos Apolinário, de la ciudad de Sao Paulo, quien propuso una iniciativa idéntica para ese municipio.

El concejal escogió la fecha para enfatizar el clima familiar propio de las fiestas navideñas.

El sitio de internet de la Cámara de Diputados registró la presentación del proyecto de Cunha sin agregar comentarios o detalles.

Su iniciativa parece una respuesta al desfile de orgullo de lesbianas, gays, bisexuales y transvestidos, que se realiza anualmente en Sao Paulo desde 1997, reuniendo a millones de personas en el centro de esa ciudad.

La idea de conmemorar el "orgullo heterosexual" llegó a la cámara baja un día después de que un juez de Sao Paulo autorizó el matrimonio entre una pareja de hombres por primera vez en Brasil. El segundo matrimonio homosexual fue autorizado el martes por un juez de Brasilia entre dos mujeres.

El Supremo Tribunal Federal (corte suprema) había aprobado en mayo las uniones civiles entre personas del mismo sexo, sin llegar a instituir el matrimonio homosexual.

El Congreso brasileño tramita una iniciativa para criminalizar la homofobia, pero no ha avanzado por el rechazo de los legisladores ligados a las iglesias evangélicas.