El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, consideró hoy, en declaraciones a Efe, que los países de América Latina y el Caribe deben desempeñar un mayor papel en el organismo multilateral.

"Los Estados latinoamericanos pueden desempeñar un papel mucho más importante en la ONU y al mismo tiempo Naciones Unidas puede tener una presencia mucho mayor en los países suramericanos", afirmó el máximo responsable de la ONU.

Ban, que acaba de ser reelegido para un segundo mandato al frente de la institución internacional, recordó las numerosas ocasiones en que ha viajado a la región, la última este mismo mes en una gira que le llevó a Colombia, Argentina, Uruguay y Brasil, todos ellos miembros fundadores de la ONU.

Latinoamérica "es un lugar donde muchos países han tenido éxito en su transición a la democracia y se han comprometido ampliamente al principio de responsabilidad jurídica. Después de las épocas oscuras de las dictaduras militares, disfrutan ahora de una democracia completa".

El ex ministro de Exteriores surcoreano, de 67 años, señaló a Efe que su observación tras visitar esas cuatro naciones "es que los Estados latinoamericanos pueden desempeñar un papel mucho más importante en la ONU", al tiempo que la institución desarrolle su presencia en los países suramericanos.

"Brasil es una de las economías emergentes del mundo y está ganando peso en la escena política y económica internacional", apuntó el máximo responsable de Naciones Unidas, que consideró que "Argentina también tiene un papel importante en el G-20".

En su opinión, esos países "pueden desempeñar un papel mucho mayor. Además, están entre los países más contribuyentes (a la ONU) y están muy comprometidos con la paz y la seguridad internacional".

Así, recordó que la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, será la anfitriona el próximo año de la cumbre Río+20, una reunión de la que dijo que "será una de las cumbres más importantes en la historia de Naciones Unidas".

Allí, "la humanidad tendrá que dar respuesta a asuntos muy importantes: el cambio climático, la escasez de agua y alimentos, la crisis energética, la salud... Se trata de asuntos interconectados y a los que se debería atender de manera más integral", subrayó el secretario general de la ONU.

Recordó a ese respecto la reunión mantenida en Brasilia con la presidenta de Brasil y su ministra de Medio Ambiente, Izabella Teixeira, y de ambas dijo que "están muy comprometidas con la cumbre".

"Pero no se trata de la labor solo del Gobierno brasileño, sino que es responsabilidad de toda la comunidad internacional hacer el mundo sostenible en el que puedan vivir juntos todos los países, grandes o pequeños, ricos o pobres", subrayó Ban, que reiteró que la la lucha contra el cambio climático es su "prioridad número uno" al frente de la ONU.