Luego de alcanzar por primera vez los cuartos de final de un Mundial, Paraguay llega a la Copa América con la mira puesta en ganar por tercera ocasión el torneo continental.

La "Albirroja" se consagró en el certamen sudamericano en 1953 y 1979.

Paraguay tiene una complicada misión en la primera ronda del Grupo B, en el que se topará con Brasil, Ecuador y Venezuela. Su debut será el 3 de junio en Santa Fe contra los ecuatorianos.

El técnico Gerardo Martino, que tomó las riendas de la selección en 2007 y la llevó hasta los cuartos de final en Sudáfrica 2010, tiene un amargo recuerdo de la Copa América anterior: su equipo fue eliminado 6-0 por México en los cuartos de final.

Ahora, el reto es alcanzar las etapas finales del torneo con un plantel en el que varias de sus figuras no atraviesan su mejor momento.

"No iremos a la Copa América a ver qué pasa, sino a intentar llegar a la final. Debemos ir a ganar, tal como lo harán todos los equipos", señaló Martino.

El delantero Roque Santa Cruz lleva meses sin jugar. Tras permanecer casi en el anonimato en el Manchester City de Inglaterra, volvió al Blackburn pero tampoco pudo destacarse debido a las permanentes lesiones. Hoy es una incógnita su rendimiento.

Nelson Haedo Valdez, tras una aparición fulgurante en el Hércules anotando dos goles para vencer al Barcelona, en el inicio del torneo español, fue opacándose hasta que su equipo fue condenado al descenso de categoría.

Y el goleador Salvador Cabañas fue baleado el año pasado en México, lo que puso fin a su carrera deportiva.

La carta de gol de Paraguay es Lucas Barrios, un argentino naturalizado paraguayo que fue el goleador del Borussia Dortmund que se coronó campeón de la Bundesliga.

"Estamos trabajando en el recambio del plantel. Es natural que algunas de nuestras grandes figuras estén cerca de irse, pero felizmente poseemos un grupo grande de excelentes jugadores para la renovación", afirmó el timonel.

En el grupo de veteranos continúan vigentes el portero Justo Villar del Valladolid español, el defensa central Paulo Da Silva del Zaragoza; Antolín Alcaraz del Wigan inglés y el volante Cristian Riveros del Sunderland inglés.

Entre las más jóvenes resalta el delantero Pablo Zeballos del club Olimpia. Con sus 25 años de edad, ya jugó en Oriente Petrolero de Bolivia y Cruz Azul de México.

Martino reconoció que "Brasil y Argentina, por historia, son favoritos pero nadie en la actualidad puede otorgar ventajas porque el fútbol ha evolucionado mucho, tanto en la parte física como en estrategia y táctica".

"En un torneo corto, los partidos son un tanto aburridos porque se prioriza el cálculo de cada acción, para no cometer errores", agregó.