El bateador designado Jonny Gomes surgió explosivo al pegar un jonrón que brió el camino del triunfo de los Rojos de Cincinnati que vencieron por blanqueada de 5-0 ante los Rays de Tampa Bay.

El abridor Mike Leake también hizo una gran labor desde el montículo durante seis entradas para quedarse con la victoria.

Gomes, ex jardinero de los Rays, jugó en el Tropicana Field por primera vez desde que se convirtió en agente libre tras la temporada del 2008.

Su batazo envió la pelota hasta una pasarela en la parte superior del parque, durante un racimo de dos carreras en la cuarta entrada que dejó la pizarra en 4-0 y sentenciado el partido a favor de los Rojos.

El segunda base Brandon Phillips, que pegó cuatro imparables y remolcó dos carreras, aportó más tarde en el mismo episodio un sencillo productor frente al abridor Jeremy Hellickson (7-7), que iba a cargar con la derrota.

Gomes ha conectado nueve jonrones que han golpeado las pasarelas superiores en esta sede, el mayor total en el parque de de los Rays que fue inaugurado durante la temporada de 1998.

Leake (7-4) permitió cuatro imparables, dio dos bases por bolas y ponchó a tres bateadores rivales para romper una racha de dos salidas consecutivas que cargo con la derrota.

Los relevistas, Sam LeCure, que lanzó dos entradas, y Nick Masset, que trabajó la novena, mantuvieron en blanco la casilla de los Rojos al combinarse para seis imparables.