La estadounidense Venus Williams, cinco veces campeona de Wimbledon, dijo hoy, después ser eliminada, igual que su hermana Serena, que es "muy raro" que las dos pierdan en la misma jornada.

"Definitivamente, no fue nuestro mejor día. Las dos queremos que la otra gane, pero, dado que desafortunadamente no pudimos hacerlo ninguna de las dos hoy, entrenaremos juntas, supongo", manifestó Venus, la mayor (31 años), en la rueda de prensa que ofreció tras su derrota ante la búlgara Tsvetana Pironkova.

Por primera vez desde 2006, Venus se quedó fuera del torneo tras disputar la tercera ronda, precisamente el mismo día en que su hermana Serena que quedó sin opciones de revalidar el título.

"Obviamente no es algo planeado", aclaró Venus, que negó haberse visto afectada en la pista por el resultado de su hermana.

"Intenté no ver el partido. Eso distrae un poco, como os podéis imaginar. Pero, no, creo que mi derrota de hoy es solo mi responsabilidad", aseguró.

Indicó, no obstante, que hace una valoración positiva de su actuación en Londres. "Todavía estoy jugando al tenis y mi juego está mejorando, obviamente excepto en esta ronda", afirmó.

Venus Williams regresó a la competición a principios de este mes para participar en el torneo de Eastbourne, después de seis meses de inactividad a causa de una lesión de rodilla y otra de caderas.