La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) manifestó el lunes su satisfacción por la anuencia del presidente ecuatoriano Rafael Correa a recibir a una delegación de ese organismo.

Durante su informe semanal sabatino, Correa dijo que podría recibir a representantes de la SIP, aunque aclaró que no aceptaría "cátedras de moral a la que están acostumbrados, ni a decirnos cómo gobernar este país".

En un comunicado de prensa, el titular de la SIP y director del diario guatemalteco Siglo 21, Gonzalo Marroquín, expresó su satisfacción con las declaraciones de Correa y dijo en la reunión esperan dialogar sobre la libertad de expresión en Ecuador.

"No es nuestra costumbre dar clases a nadie, sino intercambiar puntos de vista sobre principios de libertad de prensa y libertad de expresión que deben respetarse en una democracia", declaró Marroquín.

Marroquín manifestó que la organización envió el 17 de junio una carta al gobierno de Ecuador solicitándole una entrevista con Correa para el 18 de julio. Indicó que aún no ha recibido una respuesta formal.

En su viaje de dos días a Ecuador, la delegación de la SIP se reunirá con funcionarios y representantes de la sociedad civil, dijo la organización.

La misión fue organizada por mandato de la asamblea de SIP, preocupada por un posible deterioro de la libertad de prensa en esa nación.

La SIP está integrada por más de 1.300 publicaciones del continente americano. Su sede está en Miami.