Un sacerdote y magnate de los medios de comunicación causó controversia en Polonia al llamar a su país "un estado totalitario" que "no ha sido gobernado por los polacos desde 1939" — comentarios que muchos interpretaron como un mensaje cifrado para afirmar que los judíos gobiernan secretamente al país.

El sacerdote polaco Tadeusz Rydzyk, quien había sido acusado de fomentar el antisemitismo a través de su estación de radio ultra católica de gran influencia política Radio Maryja, realizó los comentarios frente al Parlamento Europeo la semana pasada.

El Ministerio del Exterior de Polonia envió una nota diplomática al Vaticano para acusar a Rydzyk de "dañar la imagen de Polonia en el exterior", la primera protesta de este tipo que envía el gobierno polaco a la Santa Sede.

El primer ministro Donald Tusk dijo el lunes que Rydzyk ha gozado de privilegios durante mucho tiempo y el gobierno planea fijarle límites.