Menos de un año después de que España se coronó campeón en Sudáfrica, las selecciones de la federación más grande y diversa de fútbol en el mundo se preparan para comenzar la eliminatoria rumbo a Brasil 2014.

Las 16 naciones asiáticas peor ubicadas en el ranking de la FIFA se disponen a sortear la primera ronda. Los partidos de ida están programados para el miércoles y los de vuelta para el domingo. Los ganadores avanzarán a la segunda fase, que se disputará a finales de julio.

Equipos como Corea del Sur, Japón y Australia, que se clasificaron para la Copa Mundial del 2010, no participarán en la ronda clasificatoria para Brasil sino hasta septiembre, cuando empiece la tercera fase.

Esta semana, chocará Afganistán contra un seleccionado palestino, Filipinas contra Sri Lanka y Camboya frente a Laos.

En otros cotejos, Malasia, que se coronó en la Copa del Sureste Asiático, enfrenta una llave aparentemente fácil contra Taiwán, mientras que Vietnam buscará doblegar sin problemas a Macao. Pakistán se mide a Bangladesh, Timor Oriental visita a Nepal y Mianmar choca con Mongolia.

Es improbable que cualquiera de los ganadores en la primera ronda llegue a las últimas etapas de la eliminatoria. Para equipos como Timor Oriental, Macao y Taiwán, los sueños de llegar a Brasil podrían concluir tres años antes de que comience el Mundial.

Pero hay otros equipos desesperados por mantener con vida sus posibilidades más allá de este verano.

La selección palestina, el único de los 208 miembros de la FIFA que no es un Estado reconocido por Naciones Unidas, enfrentará el miércoles a Afganistán en una cancha neutral. La vuelta se realizará cuatro días después, en Al Ram, Cisjordania.

"Cuando vienen equipos a jugar en nuestro territorio, es una forma de reconocer el Estado palestino. Esto beneficia a la causa palestina, no sólo al deporte palestino", dijo el jugador Murad Ismael a The Associated Press.

Debido a que Afganistán no puede jugar en casa por la violencia que ha seguido a la invasión encabezada por Estados Unidos, la ida se realizará en Tursunzade, ciudad del oeste de Tayikistán.