Un juez federal concedió el lunes una solicitud de impedir que partes de la ley de Georgia contra la inmigración ilegal entren en vigor hasta que se resuelva una demanda.

El juez Thomas Thrash bloqueó partes de la legislación que penaliza a la gente que transporte o albergue a indocumentados. También detuvo las cláusulas que le autorizan a los agentes verificar el estatus migratorio de alguien que no pueda proporcionar una identificación adecuada.