Irán develó el lunes silos subterráneos que pueden lanzar misiles capaces de llegar a Israel, al comenzar 10 días de maniobras militares en momentos de fuerte tensión con Occidente por su programa nuclear.

La televisión estatal difundió imágenes de silos subterráneos a gran profundidad y aseguró que albergan misiles de mediano y largo alcance que están listos para ser disparados en caso de un ataque contra Irán.

En general los silos son considerados un recurso estratégico de Teherán con el cual puede lanzar un ataque en caso de que sus instalaciones nucleares sean blanco de una acción militar estadounidense o israelí.

El coronel Asghar Qelichkhan, portavoz de las maniobras militares, dijo que los silos "funcionan como una unidad de reacción rápida".

"Los misiles, que están en posición vertical de manera permanente, están listos para acertar en blancos predeterminados", dijo el militar en declaraciones a la televisión estatal.

Un oficial de la poderosa Guardia Revolucionaria de Irán, la cual está a cargo del programa de misiles, dijo que Teherán ha construido "numerosos" silos subterráneos para cohetes y son indetectables para los satélites. No amplió detalles.

La televisión estatal difundió imagenes de plataformas subterráneas de lanzamiento para misiles Shahab-3, que tienen un alcance de poco más de 2.000 kilómetros (1.240 millas) y llegarían a las bases de Israel y Estados Unidos en la región del Golfo Pérsico y partes del sureste y el este de Europa.