El presidente electo de Perú, Ollanta Humala, no hará celebraciones públicas de su cumpleaños en señal de duelo por los muertos registrados en las protestas sociales que tuvieron lugar la pasada semana en distintos lugares de Perú.

Según confirmaron a Efe fuentes del entorno del presidente electo, Humala ha preferido mantener discreción en el día de su 49 cumpleaños, y en todo caso se limitará a un pequeño festejo familiar con su esposa Nadine y sus tres hijos pequeños.

Las protestas sociales en los últimos días se han saldado con la muerte de ocho civiles, cinco de ellos en Juliaca (sur del país), en disturbios relacionados con la contaminación de un río, y los otros tres en Huancavelica (centro), debido a un conflicto universitario.

Pese a anular todos los festejos relacionados con su cumpleaños, la agenda de trabajo del presidente electo no se ha alterado y hoy viajará a Ecuador para emprender una gira por los países andinos.