El gobernador de Misiones, Maurice Closs, afín a la presidenta argentina, Cristina Fernández, logró la reelección por amplio margen en los comicios del domingo en esa provincia del norte del país y vecina a Paraguay y Brasil, según las cifras provisionales difundidas hoy.

Mientras, los escrutinios provisionales marcan que en la sureña provincia de Tierra del Fuego habrá una segunda vuelta electoral entre dos candidatas afines a Fernández, la gobernadora provincial, Fabiana Ríos, y Rosana Bertone, debido a que no superaron el 50 por ciento de los votos en los comicios locales del domingo.

Closs, quien ratificó su apoyo a la mandataria argentina, reunió el 77 por ciento de los votos frente al 7,3 por ciento en favor de Luis Pastori, candidato de la socialdemócrata Unión Cívica Radical, segunda fuerza parlamentaria.

En Tierra del Fuego, en el extremo sur del continente americano, Bertone, candidata del peronista Frente para la Victoria de Fernández, reunió cerca del 43 por ciento de los sufragios frente al 30 por ciento en favor de la gobernadora Ríos, por lo que habrá una segunda vuelta el próximo 3 de julio.

Ríos, elegida en 2007 gobernadora de Tierra del Fuego como candidata de la opositora Afirmación para una República Igualitaria (ARI), se pasó luego a las filas del Gobierno de Fernández, quien se mantuvo al margen de la disputa electoral con Bertone.

Las elecciones de gobernador en Misiones y Tierra del Fuego constituyeron la sexta ronda electoral en Argentina con vistas a las presidenciales del 23 de octubre próximo, en los que Fernández optará a la reelección acompañada por el ministro argentino de Economía, Amado Boudou, como candidato a vicepresidente.

Dirigentes afines al Gobierno de Fernández o sus aliados se han impuesto en las elecciones celebradas en las provincias de La Rioja, Catamarca, Salta y Neuquén, a lo que se suman la victoria en Misiones y la liza entre oficialistas en Tierra del Fuego.

En lo que va de este proceso, seguidores de la mandataria solo sufrieron una derrota por escaso margen en la provincia de Chubut, retenida por disidentes del gobernante Partido Justicialista (peronista).