Dos fuertes explosiones cimbraron el lunes una zona próxima a un complejo de Moamar Gadafi en Trípoli, lo que hizo que muchos vehículos de emergencia hicieran ulular sus sirenas por la capital de Libia.

Las autoridades dijeron que la OTAN lanzó dos misiles dirigidos al autobús personal de Gadafi, a unos 100 metros (110 yardas) de los escudos humanos que el gobierno mantiene dentro del complejo de Bab al-Aziziya.

Dos horas después del bombardeo, las autoridades llevaron a los periodistas a ver un autobús dentro del recinto, fuertemente dañado y quemado, pero no parecía haber sido alcanzado recientemente, pues estaba frío al tacto.

No se reportaron muertos en el ataque, aunque las autoridades sí indicaron que dos personas sufieron heridas leves.

Las fuerzas de una coalición que incluye a Francia, Gran Bretaña y Estados Unidos comenzaron a atacar a las tropas de Gadafi en cumplimiento de una resolución emitida por las Naciones Unidas el 19 de marzo con el fin de proteger a los civiles.

La Organización del Tratado del Atlántico Norte asumió el control de la campaña aérea en Libia el 31 de marzo y varios aliados árabes se le han unido.