La empresa china ZTE anunció el lunes que comenzará a producir tabletas electrónicas en Brasil a partir de agosto, en asociación con empresas locales.

El anuncio fue realizado por el presidente de la compañía, Hou Weigui, después de una reunión con la presidenta Dilma Rousseff, a quien presentó una serie de iniciativas de expansión en Brasil, incluyendo la posibilidad de instalar redes de Internet de banca ancha.

"Las tabletas son una línea de nuestra producción en Brasil, ya tenemos asociaciones con algunas fábricas para la producción local a partir de agosto", dijo Hou a periodistas en el presidencial Palacio del Planalto.

En una segunda fase, en 2012, la empresa pasará a producir las tabletas electrónicas y teléfonos celulares 3G en una planta que comenzó a construir en la localidad de Hortolandia, en el interior del estado de Sao Paulo, con una inversión de 250 millones de dólares.

Con ello, ZTE se sumará a otras empresas como Motorola y Samsung que ya comenzaron a fabricar los aparatos en el gigante sudamericano. La taiwanesa Foxconn anunció que este año comenzará a producir la versión más popular de las tabletas electrónicas, el iPad de Apple.

El gobierno concedió exenciones tributarias a las compañías que fabrican computadoras y tabletas electrónicas en el país.

El ejecutivo aseguró que la planta debe dar empleo a 2.500 personas hasta 2014, cuando estará en plenas funciones.

Según Hou, la empresa ya invirtió 30 millones de dólares en sus operaciones en Brasil. La intención de instalar una fábrica para atender el mercado brasileño había sido anunciada en abril durante la visita de Rousseff a China, cuando la gobernante estuvo en un centro de investigación y desarrollo de ZTE en la localidad de Xian.

El gobierno brasileño tiene en marcha un plan para impulsar Internet de banda ancha en todo el país y el ejecutivo chino manifestó el interés de ZTE de participar de la iniciativa, con redes inalámbricas y de línea fija.

Hou indicó que Brasil acelerará la instalación de la Internet de banda ancha con miras a los grandes eventos deportivos que organizará, comenzando con el Mundial de Fútbol de 2014, y los Juegos Olímpicos de Rio de Janeiro de 2016.