El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, y el secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, planean asistir a la cumbre anual de la Comunidad del Caribe (Caricom) que se efectuará del 1 al 4 de julio en San Cristóbal y las Nieves.

Denzil Douglas, primer ministro de San Cristóbal y las Nieves y quien asumirá la presidencia de Caricom, hizo ese anuncio hoy y añadió que también se espera la participación del gobernante haitiano, Michel Martelly, y el canciller cubano, Bruno Rodríguez.

La trigésima segunda Cumbre de Jefes de Estados de Caricom centrará su atención en la integración económica, el libre comercio y tránsito de personas en la región, una política de cooperación y de seguridad, entre otros asuntos.

Douglas dijo que la reunión se llevará a cabo en un momento crítico para la región por las dificultades que afrontan por la crisis financiera y económica internacional, así como por el retraso en implementar el Mercado Común de la Comunidad del Caribe (CSME) y la Corte Suprema de Justicia del Caribe (CCJ).

Destacó que el grupo regional ha avanzado en algunos asuntos de salud como ser la primera zona en el mundo en responder a la sesión especial de la asamblea de la ONU sobre el sida y la posterior declaración que condujo hacia el establecimiento de un Fondo Internacional para esa enfermedad, la tuberculosis y la malaria.

La respuesta de Caricom se generó de la llamada Declaración de Nassau, mediante la cual se creó la Asociación Caribeña contra el sida y el VIH (Pancap) y la Cooperación en Salud del Caribe (CCH) y se propuso la implementación de la Agencia de Salud Pública del Caribe (Capa), que se espera entre en vigor a finales de 2011.

Los ministros de Relaciones Exteriores definirán las prioridades de los temas de la agenda que a su vez analizarán los Jefes de Estado de las 15 naciones que integran el grupo regional.

Karl Hood, canciller de Granada, por su parte, informó que la seguridad de los caribeños en el región sigue siendo uno de los asuntos prioritarios que requiere de una rápida atención, incluyendo la creación de la Capa.

Expresó su optimismo en que todos los jefes de Estado de Caricom firmen el documento necesario para su implementación.

Otro de los asuntos que figuraría en la agenda es Haití y los retos que aún confronta tras el devastador terremoto de 2010.