EE.UU. consideró hoy "bastante irónico" que el régimen iraní, al que ve como "el patrocinador más activo del terrorismo", sea el organizador y anfitrión de una conferencia internacional sobre el asunto, iniciada el sábado en Teherán.

"El apoyo financiero, material y logístico de Irán a los terroristas y a los grupos militantes a lo ancho de Oriente Medio y Asia Central va en contra de los esfuerzos de paz y amenaza la estabilidad económica y el crecimiento democrático en la región", dijo la portavoz del Departamento de Estado, Victoria Nuland.

En lugar de "buscar un compromiso constructivo en la región con la comunidad internacional", agregó Nuland, el Gobierno iraní "sigue actuando de forma infundada y poco cooperativa".

La portavoz no quiso hacer comentarios sobre la "elección concreta" de Venezuela de participar en la Conferencia Internacional de Lucha contra el Terrorismo a través de su viceministro de Asuntos Exteriores, Jorge Valero.

Valero apoyó el domingo la teoría iraní, expresada por el líder supremo del estado, el ayatolá Alí Jameneí, de que EE.UU. arma a los terroristas internacionales y les proporciona las fuentes financieras.

Jameneí formuló esa acusación en una reunión al margen de la conferencia, en la que aseguró que Estados Unidos, Israel y el Reino Unido constituyen la raíz del terrorismo internacional.

Por su parte, el presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, señaló la discriminación y la humillación de las naciones como las principales causas del terrorismo.

La Conferencia Internacional de Lucha contra el Terrorismo cuenta con la presencia de los presidentes de Afganistán, Hamid Karzai; Pakistán, Asif Alí Zardari; Sudán, Omar Hasan al-Bachir; Irak, Yalal Talabaní; y Tayikistán, Emomali Rahmon.