Un alto oficial de inteligencia ruso declarado culpable de trabajar para Estados Unidos huyó de Rusia en un tren poco antes que los estadounidenses desarticularan su red de 10 agentes rusos.

Los detalles del apurado escape del coronel Alexander Poteyev, y de su mensaje de texto despidiéndose de su esposa — en el cual le pidió que "se lo tomara con calma"_, estaban entre las evidencias presentadas por una corte militar que lo condenó en ausencia el lunes de traición y deserción.

La espía Anna Chapman, uno de los 10 agentes deportados de Estados Unidos en julio, testificó durante el juicio a puerta cerrada que sólo Poteyev pudo haber proporcionado la información que resultó en la captura de los agentes el año pasado, reportaron agencias noticiosas rusas, citando un resumen de la evidencia leída por el juez cuando anunció su veredicto.

Chapman testificó que fue capturada después que un agente estadounidense encubierto la contactó usando un código que solamente Poteyev y su contacto ruso conocían, según los reportes. Dijo que durante la reunión sintió inmediatamente que algo estaba mal y llamó a su contacto en Moscú, quien confirmó sus sospechas. Chapman y los demás fueron arrestados poco después.

Entre los detenidos en el caso estaba la peruana Vicky Peláez, ex columnista de El Diario/La Prensa de Nueva York.

Los agentes, arrestados exactamente hace un año, fueron deportados en un intercambio por cuatro supuestos agentes occidentales encarcelados en Rusia. Fue el mayor canje de espías desde la Guerra Fría.

La corte militar en Moscú sentenció al coronel a 25 años en prisión y también lo despojó de su rango y sus medallas.

El tribunal dijo que Poteyev, de 59 años, se enteró que los agentes estaban siendo capturados en Estados Unidos y tenía tanta prisa por salir de Rusia que abandonó una reunión en la sede de los servicios de inteligencia, reportó la agencia de noticias Interfax.

Dijo que Poteyev huyó a Bielorrusia, cruzó la frontera a Ucrania, siguió hacia Alemania y finalmente a Estados Unidos con un pasaporte bajo otro nombre.