Rafael Nadal desistió jugar con España el duelo de cuartos de final contra Estados Unidos en la Copa Davis y el número uno del mundo afirmó que su decisión obedece a que la Federación Internacional de Tenis no toma en consideración el cargado calendario de torneos.

Nadal dijo a medios españoles que su prioridad es cuidar su físico y que necesita un descanso de entre 15-20 días tras el torneo de Wimbledon para encarar la segunda parte de la temporada y el Abierto de Estados Unidos.

"Lo primero es estar sano y ahora tengo que parar", declaró Nadal, citado el lunes. "Si estoy mal, no puedo hacer nada".

"No puedo estar en todos lados", añadió. "Ahora, tras finalizar la primera parte de la temporada, necesito descanso. Necesito 15 o 20 días para llegar bien a la segunda parte. Debo hacer revisión en las rodillas y ver cómo marcha todo lo relacionado con el tratamiento que hicimos, que es lo que me ha ayudado a seguir adelante. La idea es repetir lo de 2010 para llegar igual de bien preparado al US Open".

Nadal se perdió los cuartos de final el año pasado, instancia en la que España perdió ante Francia. Luego, se consagró en Flushing Meadows para completar la colección de títulos de Grand Slam.

Ahora, Nadal cargó la culpa a la ITF (las siglas en inglés de la federación internacional) por no tomar en cuenta el pesado calendario de torneos.

"La Federación Internacional igue equivocándose en insistir con el formato y calendario de la Davis. Hay cero sensibilidad hacia nosotros, los jugadores. La competición tiene más atractivo mientras no la has ganado nunca. Pero si los mejores no acuden, la competición pierde prestigio. La ITF debería preguntarse por qué ocurre eso", destacó Nadal.

El capitán español Albert Costa designó a David Ferrer, Fernando Verdasco, Feliciano López y Marcel Granollers para disputar la serie en Austin, Texas, entre el 8 y 10 de julio. España busca un quinto título.

Nadal estuvo en la ronda previa, en marzo, y ganó sus dos partidos de individuales en la victoria 4-1 de visitante ante Bélgica.

El Abierto de Estados Unidos se jugará entre el 29 de agosto y el 11 de septiembre.