Activistas opositores al régimen del presidente sirio, Bachar al Asad, comenzaron hoy una reunión en Damasco para analizar la crisis política que atraviesa el país y buscar soluciones, informaron grupos opositores sirios.

Esta reunión es la primera que celebra la oposición en la capital siria y está encabezada por el activista opositor sirio Louay Husein.

En la primera sesión del encuentro, que tiene lugar en el hotel Semiramis de Damasco, está previsto que intervengan Michel Kilo, un activista que fue detenido en varias ocasiones, y el opositor Hasan Abás.

Según Husein, está reunión no está relacionada con el diálogo nacional al que ha instado Al Asad y en ella no participa ningún representante del Gobierno sirio ni de los partidos políticos.

En su cuenta de Facebook, Husein explicó ayer que habían avisado a las autoridades sirias y que éstas habían permitido el encuentro.

"La reunión no tiene agenda interna ni externa todo lo que salga será el resultado de la voluntad libre de los participantes", señaló el activista.

Asimismo, indicó que la convocatoria ha sido financiada por los propios participantes y no se celebra bajo el auspicio de ningún organismo o entidad.

Desde antes de que comenzara, el hotel Semiramis y sus alrededores están vigilados por agentes de seguridad y de matones del régimen, informó la red opositora Flash.

Este grupo aseguró que varios opositores decidieron no participar pero expresaron su apoyo a los reunidos.

El pasado 1 de junio, unos 300 disidentes pertenecientes a distintos grupos opositores al régimen sirio se congregaron en la ciudad turca de Antalya para coordinar sus esfuerzos.

En esa reunión se acordó que el objetivo es lograr la libertad en Siria y acabar con el régimen de Al Asad, y se eligió un comité de 31 miembros que representa a las diferentes organizaciones, actúa como cabeza visible de la oposición y apoya la protestas en el país.

Las protestas en Siria comenzaron a mediados del pasado mes de marzo y su represión por el Ejército ha causado más de 1.300 muertos.