El alemán Sebastian Vettel, de Red Bull, conquistó el domingo su sexta carrera de la temporada en el Gran Premio Europeo en Valencia y siguió aumentando su ventaja al frente del campeonato mundial de pilotos de Fórmula Uno.

Vettel superó al español Fernando Alonso, de Ferrari, por 10.891 segundos para su segunda victoria consecutiva en el circuito callejero de Valencia.

Fue la quinta victoria del alemán en competencias en las que había partido desde la posición de privilegio, en una jornada sumamente calurosa con temperaturas de 46 grados centígrados (115 F).

Tercero fue el otro piloto de Red Bull, Mark Webber, que también partió desde la primera fila y al final desplazó a Lewis Hamilton al cuarto puesto. Quinto fue el brasileño Felipe Massa y sexto Jenson Button.

La decimosexta victoria en la carrera de Vettel aumentó su ventaja en el mundial de pilotos a nada menos que 77 puntos. El alemán suma 186 puntos, seguido de Button y Webber con 109.

"Fue una carrera fantástica, mejor de lo que podía haber imaginado", gritó el alemán por la radio de su bólido.

La temporada de F1 había visto en carreras anteriores cómo algunos autos lograban pasar en la pista a otros gracias a nuevas tecnologías y neumáticos. Pero esos ingredientes casi no aparecieron en la carrera del domingo ante 85.127 espectadores en el difícil trayecto.

Vettel continuó así con la implacable defensa de su título con seis victorias en ocho carreras, y segundos puestos en las otras dos.

"Es increíble este logro y los pasos que ha dado el equipo en los últimos dos años y medio", dijo el joven piloto alemán. "No me fijo en la ventaja de puntos, es una temporada larga. Hemos tenido una temporada fantástica y tenemos que seguir así, es nuestro objetivo. La meta es seguir ganando carreras. Tenemos que seguir haciendo lo que hacemos y seguir hambrientos".

Red Bull ha ganado 18 de los últimos 30 grandes premios desde el 2009, cuando Button conquistó seis de las primeras siete carreras camino del título para Brawn.

Por su parte Alonso admitió que "el segundo puesto es a lo más que podemos aspirar en estos días, de modo que estar entre los Red Bull es un gran logro".

"Decididamente estamos avanzando en la dirección correcta, trabajando para acercarnos a estos muchachos".

Hamilton sigue cuarto en el mundial con 97 puntos y Alonso tiene 87 después de llegar segundo dos veces en las tres últimas carreras.

Hamilton cedió su tercer puesto en la largada con una partida horrible ya que ambas Ferrari superaron al piloto de McLaren, que había sido presionado para que controlara su estilo agresivo de conducción después de protagonizar incidentes en los dos últimos grandes premios.

Button también perdió su sexto puesto en la largada ante Nico Rosberg en la primera curva, pero más adelante recuperó su posición para dejar los McLaren detrás de los Red Bull y los Ferrari.

Después de la primera serie de paradas en los puestos, Hamilton había logrado pasar a Massa pero seguía detrás de Alonso, que le pisaba los talones a Webber antes de superar al australiano al final de la larga recta cerca del cierre de la vuelta 21.

Webber recuperó su lugar en la segunda serie de paradas, mientras una detención defectuosa de Massa puso a Hamilton fuera de su alcance.

Alonso recuperó su segundo lugar después de la serie final de detenciones, pero sus esperanzas de alcanzar a Vettel se vieron frustradas por el tráfico al salir de los boxes.

Rosberg llegó séptimo para Mercedes delante de Jaime Alguersuari, cuya posición en Toro Rosso se ha visto cuestionada. Adrian Sutil, de Force India, fue noveno, delante de Nick Heidfeld de Renault.

La primera carrera del mexicano Sergio Pérez después de chocar en Mónaco le brindó el undécimo puesto cuando Sauber optó por detenerse una sola vez.

"No fue un Gran Premio fácil para retornar y estoy feliz de poder correr nuevamente", comentó el novato mexicano después de terminar seis puestos arriba de Michael Schumacher, quien quedó relegado al decimoséptimo puesto después de una colisión con Vitaly Petrov, de Renault, en la decimoquinta vuelta.

La temporada continúa el 10 de julio con el Gran Premio Británico.