Un avión Yákovlev 52, utilizado para el entrenamiento de paracaidistas, mató a uno de ellos durante el aterrizaje en un aeródromo de Novosibirsk, según informó hoy la agencia rusa Interfax-Siberia.

"El avión del que se tiraban los paracaidistas atropelló a uno de ellos durante el aterrizaje. El joven murió en el acto", dijo a Interfax una fuente policial local.

La víctima, de 17 años, ya se encontraba en tierra y cruzaba la pista junto con otros paracaidistas cuando el avión emprendió el aterrizaje.

Al escuchar el rugido de los motores los paracaidistas se apresuraron al retirarse de su camino, pero la hélice alcanzó a uno de ellos.