El Talibán paquistaní utilizó por primera vez a una mujer suicida en un ataque en contra de una estación de policía al noroeste del país que dejó 10 muertos, informó el grupo el domingo.

La mujer fue uno de dos atacantes que el sábado lanzaron granadas y dispararon una metralleta dentro de la estación de policía en Dera Ismail Khan, antes de detonar sus cargas de explosivos.

Ahsanullah Ahsan, vocero del Talibán paquistaní, reveló el domingo a The Associated Press que los atacantes fueron una mujer y su esposo, y agregó que el uso de mujeres suicidas muestra cuánto ellas odian a las fuerzas de seguridad del país.

Informes anteriores habían informado sobre la participación de mujeres en ataques en Pakistán, pero es la primera vez que el Talibán local confirma la participación de una de ellas.