Miles de personas marcharon hoy por las calles de Santiago para reivindicar la diversidad sexual y la igualdad de las minorías sexuales ante la ley.

La manifestación, organizada por el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh), partió de la céntrica Plaza Italia y recorrió la Alameda hasta el Paseo Bulnes, a dos manzanas del Palacio de La Moneda.

El presidente del Movilh, Rolando Jiménez, dijo a Efe que se sentía "tremendamente contento" por la elevada asistencia, que cifró en 80.000 manifestantes, aunque la policía estimó que fueron unos 12.000 los asistentes.

Jiménez destacó la "pluralidad" de la marcha y aseguró que congregó a gente de distintos sectores políticos e ideológicos.

"Este es un momento histórico no sólo por la gran cantidad de personas asistentes, lo cual superó todas nuestras expectativas, sino también por el carácter transversal de su convocatoria, con familias, amigos, personas individuales e independientes y representantes de todas las corrientes ideológicas", indicó.

Varios representantes políticos de la oposición participaron activamente en la manifestación, como la presidenta del Partido por la Democracia (PPD), Carolina Tohá, la senadora socialista Isabel Allende o la democristiana Ximena Rincón, entre otros.

El presidente del Movilh afirmó que se ha conseguido transformar la lucha por los derechos humanos de las minorías sexuales en "un tema país, de dignidad y de respeto".

"Llegó el momento de pasar de lo políticamente correcto a la acción y conceder los derechos e igualdad ante la ley. Por lo tanto, hay que exigir la ley del matrimonio, la unión civil, la ley contra la discriminación y la de identidad de género", sostuvo.

Jiménez celebró también la legalización, este viernes, de los matrimonios entre personas del mismo sexo en el estado de Nueva York (EE.UU.).

"Da cuenta de los cambios vertiginosos que se están produciendo en favor de la igualdad y la no discriminación. Es una señal positiva y creemos que eso va a pasar más temprano que tarde en Chile, le pese a quien le pese", dijo.