Medio millar de sirios de toda España se manifestaron hoy en las calles de Madrid para apoyar la lucha de su pueblo contra el régimen de Bachar al Asad y exigir al Gobierno español la "inmediata expulsión" del embajador sirio en este país.

La protesta comenzó en la céntrica Puerta del Sol de Madrid y concluyó frente a la embajada de Siria en Madrid, donde un portavoz leyó un manifiesto con el que reivindicaron las "exigencias legítimas de la revolución siria".

Según explicó a Efe una de las organizadoras de la manifestación, Layla Jandali, el objetivo de la protesta es reclamar "una postura firme" al Ministerio de Asuntos Exteriores de España y al Ejecutivo en relación a los "crímenes" del régimen de Al Asad contra quienes reivindican un cambio político en Siria.

"Ya vale de discursos y palabras que quedan vacíos de contenido y muy repetitivos", señaló Jandali, que consideró que el primer paso que debe dar el Gobierno español es la expulsión del embajador sirio "porque es un representante de un régimen genocida".

También debe utilizar todas las herramientas diplomáticas que tenga a su alcance "para aislar al régimen sirio", agregó.

En la manifestación, encabezada por una pancarta en la que se podía leer en castellano y en árabe "Siria sangra. Embajador expulsión ya", participaron sirios y personas de origen sirio de todas las edades llegados de diversas regiones de España que portaban banderas de su país y carteles criticando a Al Asad y algunos dando las gracias a Turquía por acoger a los refugiados.