Irán se opondrá a cualquier propuesta de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) de elevar el techo de producción durante su próxima reunión, anunció hoy el ministro interino iraní del ramo, Mohamad Aliabadí.

Sin embargo, en declaraciones divulgadas por la agencia de noticias local Mehr, el responsable también aseveró que el cartel no tiene intención de elevar los precios.

"Dada la situación en la que se encuentra el suministro y la demanda, Irán se opone a que la OPEP eleve el techo de producción en la próxima reunión. La OPEP no tiene la intención de elevar los precio del crudo", afirmó.

El cartel, cuyo presidencia rotatoria está en la actualidad en las manos de Irán ,se reunirá el próximo 9 de septiembre para revisar las políticas de suministro.

Irán, considerado el segundo país más rico del mundo en reservas probadas de petróleo y gas, fundamenta su economía en la venta y distribución de estas materias primas.

El sábado, el régimen iraní condenó la decisión de algunos países, entre ellos Estados Unidos, de liberar una parte de sus reservas estratégicas de petróleo para reducir los precios y tratar de ayudar a salir de la crisis.

Según Mohamad Ali Jatibí, representante de Irán ante la OPEP, la causa de la decisión es meramente política y no tendrá impacto en el mercado.

"La medida adoptada por la Agencia Internacional de Energía de usar sus reservas de crudo es una injerencia en el curso natural del mercado de petróleo y no causará una bajada sustancial en los precios", afirmó, en declaraciones divulgadas por la página web Shana, gestionada por el ministerio iraní de Petróleo.