El 71 % de los alemanes desconfía del euro, según una encuesta del instituto demoscópico Allensbach publicada hoy por el rotativo "Frankfurter Allgemeine Sonntagszeitung" (FAS).

Este índice de desconfianza es cinco puntos porcentuales superior al registrado en una encuesta similar realizada en abril por ese instituto, antes de que se agudizase la crisis griega y comenzase el debate sobre la necesidad de un nuevo rescate para Atenas.

El estudio añade asimismo que el 68 % de los encuestados no cree que el mecanismo permanente de rescate (ESM) diseñado por la Unión Europea vaya a lograr estabilizar la eurozona, frente al 15 % que lo considera un instrumento efectivo.

"Hay muy poca gente a favor de más ayudas. El escepticismo está ahí", reconoce en el periódico Carsten Schneider, portavoz de los socialdemócratas (SPD) para asuntos presupuestarios en el Bundestag (Parlamento).

El FAS incluye además una tribuna de expertos en la que se debate la importancia del rescate del euro para la primera economía del viejo continente.

Aquí el presidente de la asociación de empresas familiares, Lutz Goebel, pide que los "inversores privados" participen en el rescate europeo y el Michael Diekmann, presidente de la aseguradora Allianz, afirma que el euro es irrenunciable y fundamental para mantener el peso de Europa en el economía mundial.