La futura Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe (Celac) significará un antes y un después en la integración regional, consideró hoy el rotativo oficial cubano "Juventud Rebelde".

Este diario califica de "suceso inédito" la conformación de ese mecanismo integracionista que tendrá lugar durante la Cumbre de América Latina y el Caribe sobre integración y desarrollo (CALC), que se celebrará en la Isla Margarita (Venezuela) los próximos 5 y 6 de julio.

"Lo que está en juego para Latinoamérica y el Caribe no es solo su desarrollo ulterior sino incluso, tal vez, la sobrevivencia", sostiene "Juventud Rebelde", al tiempo que remarca que la posibilidad de "actuar como un solo, sin interferencias externas, marcaría también nuestra completa independencia".

Asimismo, considera que lo que hará a la Celac "cualitativamente distinta" frente a otros bloques "estará en los ámbitos social y político".

"Por primera vez se podrán escuchar la voz y los genuinos intereses de la heterogeneidad de Estados aglutinados en ella y continuar avanzando por derroteros que nos lleven a la real integración", destaca el rotativo.

También apunta que la integración, "vista únicamente desde lo comercial, ha sido justamente el Talón de Aquiles de algunos de los fraccionados esquemas integracionistas por los que han transitado América Latina y el Caribe hasta hoy (...)".

No obstante, reconoce que, estos constituyen "el tejido que seguirá imbricando a muchos de sus Estados, y sobre el cual la Celac deberá erigirse".

En ese sentido, opina que "quizá el ensayo general más cercano a lo que será la Celac esté en la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur)" porque podría legarle "iniciativas indispensables para que esta ande por sí sola", y como ejemplos cita el Banco del Sur, Petrocaribe y la recién creada Escuela de Defensa de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de América (ALBA).

La Celac, cuyo nombre definitivo aún no ha sido definido, asumirá el patrimonio de la CALC y el Grupo de Río, que acordó la creación de este nuevo organismo en una cumbre celebrada en Cancún (México) en febrero de 2010.