El aeropuerto internacional de Guarulhos, en el área metropolitana de Sao Paulo, el más importante de Brasil, duplicará su capacidad de pasajeros cuando culmine la construcción de la tercera terminal, que estará al 40 % para el Mundial de Fútbol, informó hoy el rotativo Folha de Sao Paulo.

De acuerdo con esta versión, el proyecto, que ya ha sido aprobado por la Empresa Brasileña de Infraestructura Aeroportuaria (Infraero), prevé la construcción de una tercera terminal de 230.000 metros cuadrados con una capacidad de 19 millones de pasajeros al año, frente a los 20,5 millones de personas que el aeródromo puede gestionar en la actualidad.

El diario, que cita a la revista especializada Monolito, precisó que la administradora aeroportuaria prevé la conclusión del 40 por ciento de las obras a fines de 2013 con una inversión de 716,6 millones de reales (unos 450 millones de dólares), lo que representaría un aumento de la capacidad de pasajeros de 10 millones de personas.

El resto del proyecto, hasta los 19 millones de pasajeros, será finalizado con posterioridad a la Copa del Mundo de 2014.

Según el despacho de arquitectura ganador del proyecto, que tiene forma de avión, la directriz recibida por parte de las autoridades es que fuera una obra de rápida ejecución.

"Será una obra más de montaje mecánico que de construcción civil", según uno de los arquitectos responsables del proyecto, Mario Biselli, quien explicó que se utilizarán materiales prefabricados y metálicos.

El proyecto da prioridad a los materiales leves y la entrada de luz natural y la licitación para la construcción de la obra depende de los requisitos técnicos y está prevista para final de año.

El plan de construir una tercera terminal para el aeropuerto de Guarulhos, que el año pasado recibió 26 millones de pasajeros, por encima de su capacidad, tiene 17 años.

Una de las preocupaciones de los expertos radica en las pistas de aterrizaje y despegue, actualmente dos, que sufrirán colapso con el aumento de pasajeros tras la ampliación del aeropuerto.