El primer ministro chino Wen Jiabao ofreció el sábado el apoyo de su país tanto a Europa como a su divisa común en medio de la crisis de deuda que conmueve la eurozona.

Wen dijo que China es un inversionista a largo plazo en el mercado de la deuda europea y que ha adquirido una cantidad "no pequeña" de bonos en denominación de euros en los últimos años.

"China apoyará consistentemente a Europa y el euro", aseguró Wen después de reunirse con el primer ministro húngaro Viktor Orban.

Wen cumple una visita de cinco días a Hungría, Gran Bretaña y Alemania, en momentos en que Europa forja un plan para enfrentar la crisis de la deuda en la eurozona.

"La crisis de la deuda europea se está expandiendo", dijo Wen. "La confianza es más importante que la divisa y el oro, y ahora, durante la crisis de la deuda, una vez más traemos confianza a Europa".

"Tengo total confianza en el desarrollo económico de Europa", agregó.

Wen dijo que China estaría dispuesta a adquirir bonos húngaros — esta nación no usa todavía el euro — y ofreció a Hungría un préstamo de 1.000 millones de euros (1.400 millones de dólares).

Durante años Hungría se ha esforzado por atraer más inversiones chinas y espera que China utilice la infraestructura húngara y las ventajas de su ubicación en Europa central como plataforma para la expansión de negocios en el resto del continente.

Orban afirmó que Hungría y China firmaron una decena de acuerdos para expandir sus vínculos comerciales y culturales, incluso planes para inversiones chinas de 1.000 millones de dólares en la industria química húngara.

Wen debía seguir su gira por Gran Bretaña el sábado para concluir en Berlín, donde se anticipa que debatirá el lunes la crisis de la deuda con la canciller federal alemana Angela Merkel.