Miles de personas marcharon la tarde del sábado por el centro capitalino para demandar igualdad sexual y la aprobación del matrimonio homosexual.

La marcha, que recorrió la céntrica avenida Bernardo O'Higgins, culminó con un acto artístico en las proximidades de la sede presidencial de La Moneda.

El acto, al que se unieron personalidades y dirigentes políticos opositores, fue convocado por el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh).

La asistencia a la marcha fue estimada en unas 20.000 personas.

El dirigente del Movilh, Rolando Jiménez, se mostró complacido por la acogida que tuvo la manifestación.

"La necesidad de reconocer la igualdad de derechos en Chile ha calado profundamente en la sociedad chilena y eso se ha expresado en la enorme adherencia que ha tenido esta convocatoria", dijo.

Jiménez hizo un llamado a los diversos sectores políticos a apoyar en el Congreso un proyecto de reconocimiento a las uniones civiles de las llamadas minorías sexuales.

"Es vital la ley contra la discriminación", expresó.

La marcha fue precedida por un carro alegórico con un gran cartel en que se demandaba una "ley de matrimonio y de unión civil para todas las parejas".

El actual presidente Sebastián Piñera prometió durante su campaña electoral legislar para el reconocimiento civil de las parejas de hecho y homosexuales. Pero la oposición cerrada de uno de los dos partidos de su coalición derechista ha impedido al mandatario cumplir su promesa.

El actual ministro de Defensa, Andrés Allamand, elaboró un proyecto cuando era senador que concede ciertos beneficios a las parejas homosexuales. El acuerdo de vida en común propiciado por Allamand otorga cierto reconocimiento legal a las parejas homosexuales, pero no legaliza su matrimonio. La iniciativa no ha sido aprobada por el Congreso.